laurita


Secretos by indivisual
9 noviembre, 2007, 7:11 pm
Filed under: Pie de foto | Etiquetas:

Secretos


Lucas camina por la calle San Diego en dirección sur hasta llegar al mercado persa. Gira a la izquierda y encuentra un cartel que dice HACIA EL ORIENTE CERRADO POR PLACER. Se para, mira, repite, Ce-rra-do-por-pla-cer. Se ríe como quien descubre un secreto que está deseando contar, como aquella nochevieja en que la tía Ágata le confesó, cuando todos se habían acostado ya, que su marido se hacía pis en la cama siempre que bebía más de tres copas y ella tenía que dormir acurrucada en la esquinita de la pared para que el meado no le manchara el camisón, ¡Y lo peor no es eso!, decía muerta de risa y a punto de llorar, que luego la puta de la gata no para de olisquearme y a veces incluso intenta levantar la pata sobre mi pierna como diciendo, Conozco tu secreto, y a mí me parece que se ríe mientras se va meneando el rabo y acariciándose contra todos los sofás de la casa. Es desde entonces que Lucas tiene una gata y así no necesita contarle sus secretos a nadie, que la oreja siempre le pareció un miembro dudoso, Que no, que no me gusta, está demasiado expuesto, demasiado evidente, con esa forma tan extravagante, ¡llama mucho la atención como para ser caja de enigmas y misterios!, le dice a Andrea durante una discusión, No es como un ombligo, o como un dedo, o como una ceja, ¡mira, mira una ceja!, ¿ves?, no esconde nada, una ceja, más o menos arqueada, pero ahí la ves, inconfundible, sin necesidad de trazados peripatéticos. Las orejas están llenas de recovecos, son sucias y uno no se imagina lo que puede haber ahí dentro, están así hechas sólo para los pintores expresionistas, ¿entiendes?, para Kirchner y Heckel y todos esos desatinados subjetivistas del color. ¿Pero qué dices?, le recrimina Andrea, que sólo le había acariciado el lóbulo derecho con la lengua. Mira, yo de pequeño dibujaba a toda mi familia sin orejas y la psicóloga del colegio le dijo a mi madre que me llevara a un psicoanalista especializado. Como todos eran muy caros, mi madre me llevaba a casa de nuestra vecina, que acababa de matricularse en la carrera y sólo vestía faldas para así honrar a Freud. Lorena se relamía los labios con mis dibujos y mi padre leía sus informes en la cocina mientras mi madre hacía la cena, ¿Miedo a ser escuchado?, ¿a Que los otros encuentren ridículo lo que dice?, ¡pero si este mocoso no para de hablar!, ¿que Desearía que todo el mundo fuera sordo?, ¿y quién le iba a escuchar entonces todas sus teorías absurdas sobre el fin del mundo? Pamplinas, Elena, este niño está perdiendo el tiempo con esa, ¡Pero si a él le encanta!, ¡Hombre, pues claro!, que ahí tiene a una pobre indefensa que lo aguanta sin parar durante hora y media. Y era verdad, que yo me preparaba los discursos para los martes a las seis y media y le hablaba a Lorena de la desintegración del planeta y de lo efímero de la existencia cuando uno conseguía abstraerse de la rutina y lo cotidiano, que lo mantienen a uno tan ocupado, aunque lo que de verdad me gustaba eran sus piernas hechas de membrillo y las miraba desde el diván, y tenía que interrumpir la perorata para tragarme todas las ganas que se me habían acumulado en la garganta de agarrar primero un muslo y luego el otro y apretar como si fuera una pelota de goma que luego al soltarla vuelve a su sitio exacto, con toda su redondez. Miraba sus piernas hechas de membrillo y me entraban ganas de reírme, como quien descubre un secreto que está deseando contar.

Lucas sigue caminando dos cuadras más allá hasta llegar a la calle Placer, donde unos obreros han levantado toda la calzada como cuando en el colegio alguien le levantaba la falda a Edith, que no sólo era francesa, sino que además era dos cursos mayor.


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: